Agua de Vilajuïga
Agua de Vilajuïga

Bienvenido a Vilajuïga, donde, en el corazón del Parque Natural Cap de Creus de Cataluña, embotellamos una de las mejores aguas minerales con gas natural del mundo. El sabor extraordinario y las delicadas burbujas “de aguja” hacen de este agua un complemento perfecto para la gastronomía y los vinos. A los catalanes nos enorgullece nuestra historia, cocina y tradiciones, y estas tradiciones incluyen el Agua de Vilajuïga desde 1904. También nos enorgullece que Vilajuïga fuese el agua mineral preferida de personalidades como el gran pintor surrealista Salvador Dalí. ¿Fue su estilo tan distintivo fruto de “alguna cosa del agua”, tal vez?

#
La historia

La empresa Aigües Minerals de Vilajuïga fue fundada en 1904 por seis familias de la zona que construyeron un precioso pabellón de estilo modernista para albergar el manantial y plantaron un delicioso jardín que se convirtieron en una atracción popular para los visitantes que venían a beber el agua.

La fama de Vilajuïga se extendió por todas partes gracias a su excepcional calidad y gusto. En 1910, el famoso artista italiano Leonetto Cappiello diseño un póster publicitario llamativo que ayudó a establecer la reputación de Vilajuïga y actualmente es un objeto precioso para coleccionistas. Vilajuïga también fue una de las empresas pioneras en dar soporte a las primeras carreras de automovilismo, patrocinando la primera Vuelta a Cataluña en 1917.

Las ventas de exportación crecieron con fuerza y el agua de Vilajuïga se enviaba a las Américas y se servía en los coches restaurante de las principales compañías europeas de ferrocarriles, incluyendo la SNCF y la Wagons Lits. En 1929, el éxito de Vilajuïga fue premiado con una Medalla de Oro de la Exposición Universal de Barcelona.

En su “Viaje a la Cataluña Vieja” (publicado en 1942), el famoso escritor Josep Pla, impresionado por el agua de Vilajuïga, escribió: “En Vilajuïga hay unas aguas magníficas, consideradas para el riñón como las mejores de Europa”.

Sobre el pueblo de Vilajuïga se encuentran los restos del Castillo de Quermançó, construido en el siglo X y homenajeado con un motivo del castillo visible en cada botella de Vilajuïga. Salvador Dalí soñó con la construcción de un órgano de viento en el castillo que sería soplado por el fuerte viento de Tramontana. ¡Quién sabe, tal vez algún día su sueño se haga realidad y podamos disfrutar de la música del viento del norte!

Póster publicitario del diseñador italiano Leonetto Cappiello, presentado en 1912.

Póster publicitario del diseñador italiano Leonetto Cappiello, presentado en 1912.

Extractos del primer análisis del Agua de Vilajuïga, realizado por el Dr. B. Oliver y Rodés en 1903.

Extractos del primer análisis del Agua de Vilajuïga, realizado por el Dr. B. Oliver y Rodés en 1903.

#
El manantial

Nuestro manantial se encuentra en el pueblo de Vilajuïga, en la comarca del Alt Empordà, rodeado por el precioso Parque Natural del Cap de Creus, donde los Pirineos se encuentran con el Mar Mediterráneo. El clima está muy influenciado por el fuerte viento del norte, la Tramontana, que es el responsable del espectacular paisaje, con formaciones de rocas erosionadas y distorsionadas por siglos de viento y lluvia.

El agua proviene de un acuífero profundo a 200 metros bajo Vilajuïga que crea una fuerte presión hacia el exterior que evita cualquier posible contaminación. Las burbujas naturales y los minerales saludables son el resultado de un viaje de 30 años que comienza cuando llueve en las colinas circundantes del Parque Natural del Cap de Creus. El agua pasa a través del subsuelo donde se purifica y absorbe minerales como el magnesio y el calcio y los bicarbonatos que le dan sus burbujas naturales efervescentes “de aguja”. ¡Las burbujas de Vilajuïga son realmente un regalo de la naturaleza!

Vista del manantial y de los jardines de Aigües Minerals de Vilajuïga.

Vista del manantial y de los jardines de Aigües Minerals de Vilajuïga.

Calle de las Aguas, Vilajuïga.

Calle de las Aguas, Vilajuïga.

#
El agua

¿Qué es lo que hace que el Agua de Vilajuïga sea tan única? Después del descubrimiento del manantial de Vilajuïga en la primavera de 1903, el famoso químico Dr. B. Oliver y Rodés realizó el primer análisis del agua y llegó a las siguientes conclusiones:

1. “Las aguas de Vilajuïga son aguas naturales medicinales”.
2.“Por lo estable del terreno, la constancia de la temperatura y la naturaleza de las substancias mineralizadoras, la composición es fija y pueden ser transportadas y usadas lejos del manantial sin que sufran las alteraciones que se notan en otras aguas”.
3.“La constancia de la temperatura y el grado a que brotan (16º) las hacen recomendables en el concepto higiénico”.
4.“Por sus caracteres físicos y organolépticos, así como por la carencia de materia orgánica y sus derivados y por la falta completa de microorganismos, son potables en grado sumo y constituyen un buen agua de mesa”.
5.“Por su composición química tienen acciones características bien determinadas, debidas al bicarbonato y cloruro sódicos y al bicarbonato lítico”.
6.“Están indicadas en las afecciones del estómago, hígado, bazo, páncreas, así como en los catarros de las vías génito-urinarias y respiratorias y en las enfermedades crónicas de la piel. También son muy útiles en los estados de debilidad, agotamiento, diabetes, diátesis úrica, gota, y siempre que convenga sostener las fuerzas y evitar las autointoxicaciones, como en la tuberculosis, caquexias, etc. [sic]”.
7.“Los individuos sanos, en especial los debilitados de las grandes capitales, pueden hacer uso de esta agua como bebida ordinaria y por tiempo indefinido a menos de prohibición especial de su médico. [sic]”.
8.“Esta agua se usan de preferencia en bebida, pero se las puede emplear también en gárgaras, sorbos, inyecciones, etc”.

Después de todos estos años, realmente no creemos que nadie haya descrito mejor las cualidades únicas de Vilajuïga que el Dr. Oliver y Rodés.

# Parque Natural del Cap de Creus

Parque Natural del Cap de Creus

#
Las burbujas

Las burbujas naturales de Vilajuïga son más finas y más numerosas que las de un agua con dióxido de carbono (CO2) añadido, haciendo que el Agua de Vilajuïga sea más delicada para el paladar y que tenga un sabor característico.

Michael Masche, autor de FINE WATERS: A Connoisseur’s Guide to the World’s Most Distinctive Bottled Waters, explica porqué las burbujas “de aguja” de Vilajuïga la hacen tan especial:

"Ciertas condiciones geológicas excepcionales pueden producir agua con gas natural. En general la carbonatación se atribuye a la actividad volcánica. La carbonatación se produce cuando el dióxido de carbono se disuelve en agua, creando la efervescencia que caracteriza estas aguas. Las aguas carbonatadas naturales son raras y han sido históricamente muy buscadas por sus supuestas propiedades curativas”.

“Las aguas efervescentes son una sorpresa para muchos sibaritas. Estas aguas sofisticadas, con las burbujas más pequeñas posibles, se sitúan en el límite entre las aguas sin gas y las ligeramente carbonatadas”.

“Beber un agua que casi parece no tener gas, pero que tiene un punto de carbonatación (y por tanto un indicio de la sensación en la boca) ofrece una nueva sensación para muchas personas”.

# El Castillo de Quermançó está a 2 km. al norte del pueblo de Vilajuïga.

El Castillo de Quermançó está a 2 km. al norte del pueblo de Vilajuïga.

#
El sabor#

¡No todas las aguas son iguales! El sutil sabor de Vilajuïga viene determinado por los minerales que contiene. Los estratos geológicos locales aportan diferentes minerales que son los que dan a Vilajuïga sus características únicas.

Composición mineral (mg/l):

Residuo seco a 180º:
Bicarbonato:
Cloruros:
Fluoruros:
Calcio:
Magnesio:
Sodio:
Potasio:
Estroncio:
Litio:
Sílice:
Sulfatos:

1.946
1.790
257
2,7
85,3
44,1
591,0
28,0
0,90
0,98
39,9
8,8

El sommelier Steve Rowe, en su degustación del agua, señala: "Vilajuïga es un agua con mucho cuerpo, con una sensación en boca fresca y cremosa y unas finas burbujas que dejan un dulce sabor suave”.

Para experimentar realmente Vilajuïga en su mejor estado, le sugerimos que pruebe Vilajuïga a una temperatura de 15ºC, idealmente en una copa de cristal.

#
La gastronomía

Comida: Vilajuïga es el acompañamiento perfecto para comidas de gran calidad. De hecho, nos enorgullece poder decir que el Agua de Vilajuïga se servía en El Bulli, el legendario restaurante votado como el mejor del mundo durante un récord de cinco años y ubicado cerca de Roses, bien cerca del manantial de Vilajuïga. El fundador de El Bulli, Ferran Adrià, con una genialidad en la cocina muchas veces comparada a la de Salvador Dalí, cuidaba mucho los ingredientes –¡agua mineral incluida!

Pero el Agua de Vilajuïga no solo puede acompañar a la alta cocina. Podrá disfrutar de Vilajuïga con platos clásicos catalanes como el cordero asado con 12 cabezas de ajo o los pies de cerdo rellenos de setas. Las delicadas burbujas son un gran complemento para una ensalada catalana como la de merluza con caviar. Y, de postre, ¿por qué no una combinación con un queso curado como el Serrat de los Pirineos?

Vino: Vilajuïga puede sumarse a una degustación de buenos vinos. Las burbujas efervescentes de Vilajuïga le ayudarán a limpiar suavemente el paladar, permitiendo que las papilas gustativas puedan apreciar las sutiles complejidades de un gran vino –especialmente un esplédido vino negro de la tierra de Vilajuïga con la denominación de origen del Empordà.

Pan: En Cataluña hay una larga tradición de hacer pan con agua carbonatada. Añadiendo un vaso de Vilajuïga a la mezcla se puede conseguir una textura crujiente deliciosa con un sabor rico e intenso. Si quiere prepararlo usted mismo, aquí tiene la receta:

- 250 ml de Agua de Vilajuïga
- 480 gramos de harina
- 1 paquete de levadura
- 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen
- 1 cucharadita de azúcar moreno
- 1 cucharadita y media de sal

El pan de tres puntas preferido de Salvador Dalí

El pan de tres puntas preferido de Salvador Dalí

Combinar Agua de Vilajuïga con vinos

Combinar Agua de Vilajuïga con vinos

Guisado catalán de sepia con piñones

Guisado catalán de sepia con piñones

#
Salvador Dalí y VilajuïgaSalvador Dalí y Vilajuïga

El Agua de Vilajuïga era el agua mineral favorita de Salvador Dalí, y el motivo en cada botella que recuerda a un bigote quiere rendir homenaje a ese gran genio. Vilajuïga está dentro del famoso “Triángulo Dalí” que conecta el Teatro Museo Dalí de Figueres con el Castillo Gala Dalí de Púbol y la Casa de Dalí en Port Lligat, cerca de Cadaqués. Las conexiones de Vilajuïga con Salvador Dalí son numerosas. El artista nació en Figueres en 1904, el mismo año en que se fundó la compañía Aigües Minerals de Vilajuïga.

Un consejero d'Aigües Minerals de Vilajuïga, nieto de uno de los accionistas fundadores de la empresa, recuerda: "Salvador Dalí pasaba los veranos en su casa de Port Lligat. Tan pronto Dalí llegaba de París, se recibían varios pedidos de Agua de Vilajuïga, que era transportada a Cadaqués por un transportista local y, de ahí, en un carro tirado por un burro que recorría el largo camino hacia Port Lligat, con un envío especial para el gran hombre".

En un artículo publicado en 1977, el periodista Emilio Casademont describe las cenas con Salvador Dalí en el Hotel Duran de Figueres. “En diversas ocasiones he tenido el honor de cenar con Salvador Dalí, siempre en el Hotel Duran de Figueres –en su mesa privada en la Bodega de Ca la Teta. Nunca bebía vino, solo agua. Pero no era cualquier agua la que Dalí bebía, ni mucho menos. El genio de Port Lligat sabía exactamente qué escoger y por tanto tomaba Agua de Vilajuïga, que le explicó que tenía un sabor delicioso y que era conocida desde hacía tiempo por sus propiedades medicinales. Para Dalí, el Agua de Vilajuïga era única”.

Dibujo de Salvador Dalí, regalado a su amigo Luís Duran, propietario del su restaurante favorito, el Hotel Duran de Figueres.

Dibujo de Salvador Dalí, regalado a su amigo Luís Duran, propietario del su restaurante favorito, el Hotel Duran de Figueres.

Salvador Dalí comiendo con Agua de Vilajuïga en su casa de Cadaquès.

Salvador Dalí comiendo con Agua de Vilajuïga en su casa de Cadaquès.

Botellas de vidrio originales de Agua de Vilajuïga de 1920.

Botellas de vidrio originales de Agua de Vilajuïga de 1920.

Uno de los primeros anuncios de agua de Vilajuïga, de 1914.

Uno de los primeros anuncios de agua de Vilajuïga, de 1914.

# ## La FINE WATER SOCIETY #
La FINE WATER SOCIETY

El Agua de Vilajuïga es un orgulloso miembro de la Fine Water Society. Nos adherimos a sus principios, que incluyen:

Las Fine Waters son especiales y reflejan su origen, que hace que sean aguas únicas.

Una Fine Water proviene de un manantial único y bien definido.

Una Fine Water no tiene ningún objetivo más alto que transportar la experiencia de “beber agua del manantial” a cualquier sitio en el que el consumidor opte por abrir la botella.

Las Fine Waters son productos naturales, embotellados en simbiosis sostenible con el medio ambiente natural y social que rodea el manantial y el área de recogida.

#
ContactoContact Us via Facebook

Estamos muy orgullosos de nuestra agua y nos gustaría mucho que experimentara su extraordinario sabor y su refrescante textura. Para saborear la pureza única de Vilajuïga, contacte con nosotros en: